Tag Archives: mexico fashion industry

Principales errores de la industria de la moda en México

Hoy quiero escribirles desde el fondo de mi corazón…ok ok no, eso sonó muy cursi. Más bien, quiero exponerles un tema que se ha vuelto el centro de plática en las últimas reuniones con amigas que también están involucradas en el medio de la moda, blogs y RP.

Hace un par de meses recibí una invitación a hacer nuevamente una colaboración con el sitio Capital 21, hablando de las tendencias para Primavera-Verano 2015 (aquí pueden echarle un vistazo al resultado final). Mi principal intención era reunir marcas mexicanas, diseñadores de moda nacionales que pudieran apoyarme en la realización de un shooting. El principal objetivo, mostrar que México tiene grandes creadores de moda, estamos a la vanguardia y no tenemos miedo de aventurarnos, todo esto reflejado en un shooting con piezas de nuestro país.

Primer obstáculo.

Muchas marcas mexicanas no tienen alineado todo su plan de PR  con sus redes sociales, GRAVE ERROR. Pues la mayoría de los bloggers utilizamos estas herramientas para entrar en contacto con sus publirrelacionistas o con las marcas directamente para que nos hagan llegar información de las mismas.

Hasta ahora, sólo un par de marcas se salvan y han logrado una sinergia interesante entre ambos recursos para apoyar con lo necesario a medios y bloggers. El resto se queda en un tweet lanzado al vacío y si existe la fortuna de recibir un reply, es varios días después e incluso, meses.

Segundo obstáculo.

EL EGO. Y sí, tal cual y sin tapujos, el ego de muchos diseñadores cierra puertas a bloggers/medios que tenemos la intención de promover lo hecho en México, no puedo ni debo generalizar pues en mi caso, he corrido con la suerte de encontrarme en el camino diseñadores maravillosos y humildes, que a pesar de ser unos genios en el taller a la hora de crear prendas impresionantes, no dejan de lado su sencillez y amabilidad.

¿A qué voy con todo esto?

Mucha gente, acá afuera quiere ver a México convertirse en una meca de la moda, que se codee con grandes capitales como Milán, Tokio, París y Londres pero si los mismos diseñadores locales no son accesibles en todos los sentidos, eso nunca será posible.

Es hora de abrir puertas, abrir mentes y cerrar el libro de la egolatría y soberbia. A fin de cuentas, todos necesitamos de todos y los medios/bloggers jugamos un papel primordial para transmitir la idea de una colección, una campaña e incluso las tendencias así como tener la libertad de opinar y de igual forma, ser humildes.

Pareciera que en la industria, para ser parte de ella, tiene como requisito primordial mirar de reojo a la gente y juzgarla si no es como uno mismo quiere que sean y  limitar la oportunidad de hacer crecer un movimiento que indudablemente va en aumento en el país. A todo esto sumamos el hecho de que los medios pequeños que no tenemos un renombre como las grandes revistas internacionales no somos tomados en cuenta.

Cada vez más gente se atreve, prueba, se divierte y eso, para mí es el objetivo principal de la moda. Mow

Si no trabajamos en conjunto, las colecciones maravillosas se quedarán donde siempre, en aparadores o showrooms esperando un letrerito que diga SALE! (REBAJAS!) para que muchas nos acerquemos a ver qué trapitos nos quedan y encajan en nuestro presupuesto.

Muero de ganas por comprar prendas hechas en México, de buena calidad, con diseño vanguardista y a un precio razonable no inflado al 3,000 % sólo porque “quiero que mi marca sea de lujo o porque quiero ser famosa de la noche a la mañana”. Muchos diseñadores han llegado a la cima, trabajando, luchando, tocando mil puertas y hoy en día son lo que son gracias a su esfuerzo y un equipo de trabajo que está detrás de ellos echándoles porras y asesorándolos. Quiero que como yo, muchas mexicanas inviertan en un guardarropa de calidad, pero que esa lana se quede en los bolsillos del talento mexicano y entre todos impulsar a nuestro país a ser uno de los líderes indiscutibles en la industria de la moda.

Yo, como muchas y muchos que me leen, trabajo, pago renta, servicios, impuestos y demás, valoro el dinero, el esfuerzo y muchas veces la satisfacción orgásmica de ir a una tienda y salir con bolsas llenas de ropa, accesorios o productos de belleza (mi última perdición) pero quiero que esa compra valga la pena, con productos de calidad y con un sello que grite a los cuatro vientos: HECHO EN MÉXICO.

Todo esto es parte de un desahogo, una inquietud y una necesidad de ver despegar mucho talento y alentar a las futuras generaciones a no cerrarse y experimentar una visión de negocio y creación distinta a lo que hoy en día tenemos.

Al final, la historia sobre la colaboración con Capital 21 no fue del todo caótica, pero sólo una diseñadora mexicana, a quién quiero y admiro me respondió la solicitud. El resto de las prendas fueron prestadas por una cadena de tiendas muy famosa (tip, son de origen noruego *guiño guiño*) a la cual también agradezco sus atenciones y apoyo.

Muchos diseñadores piden apoyo, pero dejen que los ayudemos.

Un beso enorme,

Mow